Os dejo este Artículo de nuestra amiga Igone. Se trata de reflexionar sobre lo que está pasando estos días y sobre hacía donde se dirige el mundo después de este trauma tan grande que estamos sufriendo.

Abrir una tienda on line no es ningún juego ni tiene ninguna garantía de éxito. Diseñar una Web atractiva, incluir las mejores fotos de nuestros productos, posicionarla entre mil millones de Webs en Internet, es decir, hacerla visible, es muy complicado y requiere de una inversión enorme.

Y cuando te empiecen a llegar pedidos, ten prevista la logística de envíos, cobros, devoluciones,…..No es fácil.

En estos momentos, desde la Plataforma RedComercio, estamos estudiando la forma de unir, desde pequeñas comunidades de productores y consumidores, a localidades medias (20.000/50.000 habitantes) o distritos comerciales de grandes ciudades.

Con la unión del pequeño Comercio, lograríamos ahorrar costes y simplificar procesos (una sola web, una sola Estrategia de Marketing Digital, un solo equipo administrativo/técnico/logístico…). Quizá el mundo vaya otra vez a por el Comercio de proximidad, sin tantos excesos consumistas, entre otras cosas, porque ya nadie nos va a garantizar nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *